30 nov. 2003

II Wintercase San Miguel 2003

Maga

The Veils


Midlake



Mew



Spiritualized



Wintercase San Miguel 2003.
Valencia. Repvblicca.
Sinnamon Records.

Si hacemos balance del segundo festival de invierno itinerante, podríamos decir que hubo bastante público y un cartel bastante bueno, aunque la tónica general fue, que después del grupo español, (conocido y admirado), y antes del esperado cabeza de cartel, les tocaba capear el temporal de la indiferencia, a unos grupos quizá demasiado desconocidos para el público en general.


El Viernes 21 Noviembre, los británicos The veils sorprendieron gratamente. La voz carismática de Andrew Finn encandiló a fieles y a los que no los habían oído nunca. Demostraron que Bernard Butler no ha producido el single Guiding lights por cualquier cosa. Su directo resultó contundente y prometedor.

A continuación, Suede, ofrecieron un sentido concierto de despedida con el repaso de sus singles más aclamados, superando con creces sus últimas actuaciones en el F.I.B. Tocaron diecisiete temas entre los que destacaron sus grandes éxitos como: Animal Nitrate, So young, Everything will flow, Trash, Beautiful ones y otros temas nuevos como Attitude. Fue un concierto emocionante y para el recuerdo, pues aunque Suede ya no son los que eran, siguen siendo muy grandes.

El Sábado 22 de Noviembre, Deluxe, fue el grupo español encargado de abrir la noche, Xoel López, mostró, como siempre, su lado más ególatra y narcisista. ¿Por qué se olvida siempre que todo el mérito no es suyo y que tiene unos músicos detrás?. Comenzó con Baba O'Riley (versión de The Who) y tocó en total nueve temas recordando canciones de su primer disco como I´ll see you in london para acabar con su conocidísmo Que no.

Hoggboy fue la gran sorpresa de la noche: ofrecieron rabia y pose, rock and roll, glam y pop. Mucho cuero y un sonido que mejora en directo sin perder un ápice de identificación. Nacidos al rebufo de la rock revolution, son una de las promesas de dicha corriente. Canciones como, Upside down, demuestran que no se trata de otro hype más.

Electric six saltó a la palestra para tocar todos los palos. Fue una actuación en la que hubo de todo rock and roll, punk, garage, disco y por encima de todo, actitud en el escenario. Remote control, Gay bar, o ya en el bis, su famosísima Danger high voltaje!, sonaron entre algún tema nuevo e incluso se atrevieron con Radio Ga-Ga (versión de Queen)

...........................................................................


El segundo fin de semana del Festival comenzó la noche del Viernes 28 Noviembre con Maga. Se les notó algo cansados y comenzaron una hora tarde. Ejecutaron canciones tanto de su primer ep como del disco de una forma demasiado correcta, sin llegar a soltarse del todo. Del corto minutaje ofrecido destacó la siempre dulce y delicada voz de Miguel y los agudos sentimientos que despiertan. Su mejor tema: Diecinueve.
Los texanos Midlake, de referentes cercanos a Coldplay o Doves mostraron su estilo entre un delicado pop y la electrónica low-fi, sin nada nuevo que aportar. Entretuvo hasta la llegada del estilo hortera y estética ochentera de Pleasure.



El Sábado 29 de Noviembre estaba claro quien era el más esperado esta noche, la gente apenas se movió en el concierto de Ellos, que no fue demasiado brillante comparado con el de F.I.B 2003 (estuvieron muy estáticos y poco festeros), aunque resultó compresible dada la actitud del público (aún más estáticos e impasibles), a la espera de la actuación de Dave Gahan. Les siguieron Discordinated, la gran sorpresa inglesa, pues aunque eran los más desconocidos se movieron en un sonido totalmente diferente con un pie en el electro-clash y otro en el gotic horror show. La puesta en escena fue brutal y el cantante se quedó sin tacón al poco de empezar (imaginaos sus saltos por el escenario) y sin más preocupaciones se descalzó y siguió descalzo todo el concierto.

Dave gahan fue el triunfador absoluto del festival. Su actuación repasó éxitos de Depeche mode como Personal Jesus, Walking in my shoes o I feel you que la reservó para el bis, y por supuesto tocó temas nuevos. Empezó con Dirty Sticky floors, single de su nuevo disco Paper Monsters. Sin embargo, parecía una caricatura comparado con la grandeza de lo que fue la mítica banda, Depeche Mode. Y aún así sólo tuvo que poner de su parte algo de energía y su magnífica voz pues ya tenía asegurada la victoria de antemano.

El domingo 30 Noviembre, Chucho demostró la maestría y buen hacer de Fernado Alfaro repasando temas como Un ángel turbio, Magic o Abre todas las ventanas. Magnífico e inimitable.
Le siguió Mew el peor grupo de todo el festival, de un sonido próximo al nu-metal, de atmósferas aburridas de puro simple, voz pobre y proyecciones que llamaban más la atención que la música que interpretaban. Tras la tediosa actuación de Mew, Spiritualized resultaron abrumadores. Está claro que no son los mismos que publicaron “Ladies And Gentlemen We Are Floating In Space” pero consiguieron que la sala entera flotase al ritmo de su personal space rock. La presencia abrumadora de su líder Jason Pierce, que desde uno de los extremos del escenario, era capaz de llenar todos los huecos del recinto tocando ya temas de su esperado nuevo trabajo y mostrando toda su grandeza en distorsión y saturación que les caracteriza.


Texto: M.Z.M
Fotos: Leticia Torres del Río y M.Z.M

No hay comentarios: